TOP
Tempura de verduras y langostinos

La Verbena

La zona sur de Madrid tiene un montón de alternativas de ocio para toda la familia y hoy os llevamos hasta la localidad madrileña de Getafe; en post anteriores os hemos hablado de parques muy chulos para ir con los más pequeños, sitios en los que poder jugar, pero… ¿Qué pasa a la hora de comer? Pues que todos sabemos que comer con niños en un restaurante a veces puede resultar complicado y en la Verbena bar nos lo han puesto muy fácil para comer en familia.

La Verbena bar

 

Uno de los motivos por el cual elegimos este restaurante para comer fue porque en otras ocasiones habíamos ido a comer al Lavadero, otro local que tienen los mismos dueños situado también en Getafe y como siempre hemos salido muy contentos tanto con el trato como con la comida, pues decidimos ir a probar la carta de la Verbena en familia… Es un sitio ideal para comer con niños.

 

¿Por qué nos parece un restaurante ideal para ir con niños?

Primero, disponen de una carta diseñada para los más pequeños con platos deliciosos para todos los gustos. Nosotros comimos con dos peques, decidimos pedirle dos platos ( macarrones con tomate y croquetas ) para compartir entre las dos y el postre, lo compartieron con los adultos.

plato de croquetas con patatas

 

Después, nos parece perfecto que frente al local, junto a la terraza hay un pequeño parque (vallado) con columpios ideal para los días que hace buen tiempo; los peques juegan mientras los papás y las mamás podemos controlarles.

parque infantil de la terraza

Y por último, tiene en su interior un fantástico centro de juegos con colchonetas ideal para que los más pequeños puedan jugar y disfrutar sin peligro mientras los papás y las mamás terminan de comer y se toman algo de manera relajada. Para nosotros esto fue todo un descubrimiento, es genial que los niños tengan un sitio para poder jugar sin salir del restaurante y así nosotros disfrutamos de un ratito tranquilos.

 

El interior del local es precioso, es un restaurante pequeño pero muy acogedor y perfectamente cuidado hasta el más mínimo detalle.

La comida que sirven es alta cocina muy variada y realmente exquisita, no hay ni un solo plato de los que pedimos que no nos gustase… Las cartas, además de ser preciosas vienen perfectamente indicadas para los alérgenos o las  personas con intolerancias alimentarias.

Además de la carta, disponen de menú diario y de varios menús diseñados para eventos y ocasiones especiales.

Para empezar nosotros pedimos varios platos al centro de la mesa para compartir entre los adultos, la tempura de verduras y langostinos con caramelo de soja ( la foto de la portada de este post ) que nos la recomendó el dueño y estaba impresionante, los huevos rotos ecológicos de corral con pata negra y foie que estaban increíbles y por último un pulpo braseado con patata machacona, pimentón y ajonesa… Soy muy fan del pulpo, así que poco tengo que añadir de este plato.

Continuamos con un plato principal para cada uno y pedimos una lasagna bolognesa «la Verbena», la pluma ibérica en tiras con ajilimoji de menta, el cochifrito de lechón segoviano ( lechal 100% ) y los fagottini de pera y gorgonzola a la crema de pesto. Todos estaban muy ricos, aunque para mi el mejor fue el último, el de los fagottinis; para los que os guste la pasta ni lo dudéis.

Fagottini de pera y gorgonzola

Y como nuestras comidas siempre tienen que finalizar con un postre, probamos una torrija tradicional «La Verbena» hecha de pan de brioche con helado de leche merengada y crema mascarpone, la Pantxineta donostiarra que es un hojaldre relleno de crema pastelera recubierto de almendras y azúcar glacé, una carrot cake «receta original» especiada con canela, jengibre y naranja que estaba buenísima ( este fue mi postre, si, también soy muy fan de la tarta de zanahoria ) y un sorbete de mango impresionante, eso si, este lleva un poquito de alcohol.

He de decir que nos costó mucho elegir tanto los entrantes para compartir, como los platos principales o los postres, si leéis la carta, todo pinta de maravilla; así que como os decía antes, pedimos un poco de consejo para decidir y no pudo ser más acertada la elección, eso si, habrá que volver para probar todo aquello que nos quedó pendiente, jijijji…

Para beber, pedimos agua, algunas cañas, refrescos y acabamos con algunos gin tonics para la sobremesa.

El total de nuestra cuenta para 4 adultos y 2 niñas de tres y cuatro años con las bebidas del aperitivo, la comida y las copas de la sobremesa fue de 164€ que pagamos a medias entre las dos familias.

 

INFORMACIÓN ÚTIL
  • Dirección: c/ San Vicente, 1; 28901 Getafe (Madrid).
  • Horario: Abren de Lunes a Viernes a las 8:00 horas y los Sábados y Domingos a las 12:00 horas. De Domingo a Jueves cierran a las 00:00 horas y los Viernes y Sábados están abiertos hasta las 2:00 horas.
  • Reservas: Al ser un local pequeñito, os recomendamos llamar o reservar por internet con tiempo, ya que suele estar bastante lleno. Podéis reservar aquí
  • Teléfono de contacto: 91 831 33 09
  • Correo electrónico: laverbena@laverbenacocinabar.es

 

Y vosotros ¿Conocéis algún restaurante chulo para comer con niñ@s?

Recordar que todas las fotos están descritas de manera detallada para convertir nuestros post en artículos accesibles para personas con discapacidad visual usando descripciones que se pueden leer a través de lectores de pantallas .

Si te ha gustado este post ¡Ayúdanos a compartirlo! Así llegaremos a más familias para que sea más fácil viajar, comer, elegir alojamiento y hacer planes con niños.

¿Nos sigues en las redes? Estamos en Facebook, Pinterest, Twitter e Instagram

Comments

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
You don't have permission to register