TOP

Ámsterdam en 3 días

Hoy os contamos nuestra experiencia en esta ciudad tan increíble, Ámsterdam nos encantó y es uno de los lugares a los que no nos importaría volver en familia, y no sólo aquí, sino a cualquiera de las ciudades o pueblos de Holanda. Así que hoy os traemos una guía de donde dormir y que ver en…

Ámsterdam en 3 días

 

Nuestro viaje duró 3 días y elegimos el mes de Septiembre para poder viajar, ya que dentro de los meses de verano era el que mejor nos salía relación calidad / precio y el tiempo que nos hizo fue perfecto.

Tuvimos un pequeño percance a la hora de coger el avión ¡Casi perdemos el vuelo! Creo que no he corrido más en mi vida que como aquel día por el aeropuerto, habíamos reservado una oferta a través de una agencia online ( en la que nos salía el vuelo + el hotel por unos 400€ por pareja ) y debió de haber un mal entendido porque llevábamos una maleta cada pareja para facturar y al parecer no estaba incluida… Íbamos un poco justos de tiempo y con lo que tuvimos que esperar para facturar las maletas casi nos cierran las puertas de embarque, además el avión salía por la ultima puerta de la terminal… pero llegamos a tiempo ( con el hígado fuera, por supuesto ) y nos pusimos rumbo a Ámsterdam.

 

DÍA 1, LUNES ( 3 DE SEPTIEMBRE )

Cuando llegamos al aeropuerto de Schiphol nos montamos en un tren que nos llevó en tan solo 15 minutos a la estación central y desde ahí, la manera que teníamos de llegar hasta el hotel era en un ferry que cruzaba el río ( este ferry tiene dos salidas a la hora durante el día, tarda en llegar de un lado a otro unos 10 minutos y es totalmente gratuito ), es que resulta que nuestro hotel ¡era un barco!

Amstel Botel, Ámsterdam

 

HOTEL AMSTEL BOTEL

Como os decía, este hotel es un barco anclado en un muelle en el río IJ y nos pareció una opción muy original para alojarnos, el personal de recepción era bastante agradable, el desayuno que era tipo buffet estaba incluido en el precio de la habitación y aunque eché de menos algo básico para mi como los cereales y el cacao para la leche, la verdad es que no estaba nada mal.

Hay wifi gratuito en todo el hotel; las habitaciones eran camarotes, un poco pequeños, pero para dormir era más que suficiente; lo que si que nos pareció demasiado pequeño era el baño, que era enano, pero nos apañamos bastante bien. Desde el propio hotel tenéis la opción de alquilar un coche o bicicletas para poder moveros por la ciudad, aunque andando puedes llegar a cualquier sito. Nos resulto un lugar bastante interesante para alojarse, esta cerca de todo y la zona en la que esta situado es muy tranquila, ideal para descansar después de andar todo el día.

Para los que vayáis con niños pequeños, este hotel tiene habitaciones dobles y triples donde podéis alojaros con vuestros hijos, además, los menores de 2 años pueden alojarse de manera gratuita en cunas y los menores de 3 años utilizando las camas existentes de los adultos. Si elegís esta opción para alojaros en Ámsterdam, podéis reservar desde aquí una habitación en el Amstel Botel.

Una vez dejadas las maletas en el hotel nos volvimos a coger el ferry, desde la estación central se puede coger un tranvía que te lleva directo a la plaza Dam, que era nuestra siguiente parada, pero nosotros optamos por ir a pie; es verdad que la mejor manera de conocer la ciudad es en bicicleta, que es el medio de transporte principal de la gente que vive allí, pero nosotros tuvimos que dejarlas a un lado por motivos personales ( está bien, el motivo es que no se montar en bici y sinceramente, no creo que fuera el mejor momento para empezar… ).

plaza Dam, Ámsterdam

Y llegamos a la Plaza Dam, en el centro de Ámsterdam, el punto de encuentro de montones de holandeses y el lugar ideal para contagiarse del ambiente que se vive en esta ciudad; dentro de esta plaza nos encontramos varios monumentos como el Monumento Nacional, que esta situado en el centro; es un obelisco de 22 metros de altura, que ha sido construido como homenaje a los soldados caídos durante la Segunda Guerra Mundial. También nos encontramos con un edificio histórico muy importante, el Palacio Real, que en su momento fue el ayuntamiento de Amsterdam y ahora es la sede de varios actos oficiales.

Buscando un lugar para parar a comer nos encontramos con un símbolo muy típico de Holanda, los famosos zuecos holandeses, pero en formato gigante; actualmente sólo llevan este tipo de zapato los agricultores y los ganaderos, bueno y los turistas a los que nos encantan…

Zueco típico de Ámsterdam

Existen montones de souvenirs y recuerdos para que puedas llevártelos a casa, a parte de los zuecos, los molinos de Ámsterdam están  representados de un montón de formas distintas ( nosotros nos trajimos un imán muy chulo al que se le giraban las aspas; hace unos meses Paula lo rompió sin querer, lo mismo deberíamos volver para comprar otro…); también hay jarras de cerveza de todo tipo, imanes de todas las formas, postales, etc.

Hay otro par de recuerdos que me parecen bastante originales y que nosotros también nos llevamos de allí, el primero eran bulbos de tulipanes, me encantan; pasamos por el mercado de las flores y es la flor más típica de Holanda, así que nos compramos una bolsita en la que venían unos cuantos ( cuando los planté salieron, pero en seguida se murieron…) y el otro recuerdo que nos cogimos fue una tabla con varias cuñas de queso holandés; que desapareció al poquito tiempo de volver a casa ¡estaba muy bueno!

Este día lo dedicamos a patear todas las calles que pudimos y toda la ciudad al completo nos gustó muchísimo, cada casa construida de esa manera tan especial, cada puente que cruza los canales, cada plaza, cada tienda… Hubo algo que me sorprendió muy gratamente, en muchas tiendas tenían a el miembro de la familia de 4 patas, ya fuera perro o gato, en el interior del establecimiento mientras atendían a los clientes; me pareció algo curioso, ya que en España no es lo habitual.

Beagle en una tienda de Ámsterdam

Después de mucho andar y ya con el sol diciéndonos adiós, decidimos marcharnos a cenar, para irnos a descansar cuando terminásemos la cena; entre el vuelo, las prisas de por la mañana y habiendo caminado todo el día, estábamos demasiado cansados.

 

DÍA 2, MARTES ( 4 DE SEPTIEMBRE )

Después de desayunar y estando ya en el centro, decimos buscar una alternativa que no fuera caminar para poder recorrer la ciudad ese día y nos encontramos unos puestos de venta de tickets para poder montar en autobús de los que te permiten subir y bajar las veces que quieras, así que nos compramos los billetes y nos fuimos a la parada que teníamos mas cerca para empezar el trayecto.

 

HOPE ON-HOPE OF

La empresa con la que nos montamos se llama Tours & Tickets y los billetes los compramos en la calle Damrak 34, que es el punto de partida de este recorrido; en su momento los tickets nos costaron unos 15€ por persona en su momento ( ahora rondan algo más de 20€ ), pero echar un vistazo a las ofertas que tienen porque si vais a realizar otra actividad de las que ellos puedan vender las entradas, os puede salir mas barato; combinando el autobús con el tour del Ajax o un paseo en barco, por ejemplo.

Este es un autobús que tiene los techos de cristal, por lo cual se ve perfectamente todo mientras vas montado y a diferencia de un autobús turístico convencional, durante todo el recorrido puedes subir y bajar tantas veces como quieras; hace una ruta por los principales puntos de interés de la ciudad y puedes elegir pase de 24 o de 48 horas. Cuando compras el ticket te dan un mapa con todas las paradas que hace y los horarios que tiene en cada una, normalmente estos autobuses funcionan entre las 9:30 y las 18:30 horas; además, dentro del bus tienes unos cascos con guías en varios idiomas, en el que te van explicando todo con respecto al lugar por el que vas pasando. Podéis comprar los tickets de manera anticipada en el siguiente enlace:

  • Autobús turístico ( Pase de 24h: 21€ los adultos, 10,50€ los niños entre 4 y 12 años; los menores de esa edad entran gratis. Consultar otros pases ).

De camino entre el punto en el que nos bajamos del bus y nuestra próxima parada nos encontramos una de las casas flotantes más bonitas que vi en la ciudad, es verdad que hay un montón, son más de 2500 casas las que hay flotando por los canales; pero esta me pareció tan bonita que tuve que pararme para hacerla una foto.

Casa flotante en los canales de Ámsterdam

Y llegamos a la cola de la casa de Ana Frank, mira que habíamos intentado llegar pronto, pero serían como las 11:00 de la mañana y la cola era enorme… La verdad es que la espera fue menor de lo que esperaba, la fila se movía bastante rápido y yo creo que en unos 20 minutos habíamos conseguido entrar.

 

CASA DE ANA FRANK

Es verdad que elegimos mucho el tipo de museos que visitamos, siempre lo digo, y en Ámsterdam para nosotros había uno que era imprescindible, era una parada obligatoria; para aquellos que no lo sepan, este museo es la casa donde Ana Frank, una de los millones de judíos que fueron perseguidos por el régimen anti judío de Hitler, escribió su diario mientras se escondía en la Segunda Guerra Mundial. En la entrada existen folletos en varios idiomas que nos explican quienes se escondieron en esa casa, como vivieron el tiempo en el que estuvieron allí… En el recorrido por el museo podemos ver varias de las citas de el diario que Ana escribió, fotografías, objetos que se quedaron allí y filmaciones sobre la guerra.

Es digno de ver, se te ponen los pelos de punta y hubo lagrimas entre los visitantes que había en ese momento. Si tenéis la oportunidad de leeros el diario de Ana Frank os lo recomiendo, sería una buena manera de entender lo ocurrido  desde la historia vivida por la niña y poder vivir el museo mucho mas de cerca; como dijo Otto Frank ( padre de Ana Frank ), para construir un futuro, es preciso conocer el pasado.

  • Horarios: Del 1 de Abril al 31 de Octubre abre de 9:00 a 22:00 horas y del 1 de Noviembre al 31 de Marzo de 9:00 a 19:00 horas, a excepción de los Sábados que abren hasta las 22:00h.
  • Precios: La entrada cuesta 10,50€ por persona, los niños de entre 10 y 17 años pagan 5,50 e y los menores de esa edad entran de manera gratuita, pero pagan 0,50€ en concepto de reserva. ( Prinsegracht 267 ). ¡¡Ojo!! Ahora sólo se pueden comprar las entradas online, os dejo el enlace oficial del museo de Ana Frank.

Una vez acabada la visita nos fuimos a la parada de nuestro autobús para dar una vuelta, recorrimos parte de la ciudad montados en él, hasta que el hambre nos llamó y fuimos a comer; muy cerquita de donde comimos estaba este maravilloso hotel ( el de la foto de abajo ), de esos con los que fantaseas con poder alojarte algún día…

Hotel de lujo en Ámsterdam

Después de comer, volvimos a montar en el autobús y cuando terminamos el recorrido nos fuimos hasta la parada que nos dejaba más cerca de la fabrica de Heineken, era nuestro próximo destino.

 

HEINEKEN EXPERIENCE

A todos los cerveceros… ¡no os podéis perder esta visita! Es un tour completo y súper entretenido que nos cuenta la historia de como una pequeña empresa familiar creó esta cerveza; según entras, puedes dejar la chaqueta o el bolso en un guardarropa gratuito. También hay guías ( y pantallas interactivas ) en un montón de idiomas para empezar con el recorrido. En la fabrica podemos ver todo el proceso de elaboración y además tendremos la oportunidad de ver los ingredientes, olerlos y probarlos.

Interior de la fábrica Heineken, Ámsterdam

Dentro de este tour hay un bar de degustación de cerveza, en el que te explican cual es la mejor manera de tomar una cerveza, como saborearla y como apreciar los matices y esta claro que la mejor forma es probándola; también tendremos la opción de aprender a tirar una cerveza en condiciones. Siguiendo el recorrido nos encontramos con un simulador en 4D en el que tendremos la experiencia de lo que sentiríamos al ser embotellados como si fuéramos la propia cerveza; saliendo de esta sala, veremos un establo en el que podremos saludar a los caballos que tiraban de los carros de cerveza de Heineken.

Carro de caballos de la Heineken, Ámsterdam

Heineken presume de ser una de las cervezas más internacionales y en otra de sus salas podremos sentarnos a disfrutar de varias imágenes, videos y anuncios publicitarios de varios rincones del planeta; si continuamos con esta visita veremos el patrocinio que hace esta cerveza a la Uefa Champions league, pudiendo ver todas las imágenes de las finales de esta liga.

Carteles de la UEFA Champios League

Durante el recorrido podemos disfrutar de varias experiencias para llevarnos un recuerdo muy original a casa, existe la opción de personalizar una camiseta en la que salgáis todos los que habéis disfrutado de esta experiencia juntos y por supuesto crear tu propia botella de Heineken poniéndole tu nombre. Para terminar este tour llegamos al World bar donde te puedes tomar una (o varias ) cerveza fresquita, con la pulsera que te dan al comprar tu entrada tienes incluidas dos Heineken pero también pueden servirte bebidas sin alcohol.

  • Horario: El horario de apertura es de 11:00 a 19:30 horas pero la última hora para poder entrar es a las 17:30 horas. Abren todo el año ( salvo el 1/1, el 30/4 y el 25/12 ) y la visita dura unos 90 minutos aproximadamente.
  • Precios: Las entradas cuestan 18€ por persona y los menores de 18 pueden entrar, pero siempre acompañados siempre por adultos; para los niños de entre 12 y 17 años la entrada cuesta 14,50€ y los menores de esa edad entran de manera gratuita.    
  • Entradas: Se pueden adquirir las entradas online y sin colas aquí.

Acabada nuestra visita nos fuimos a recorrer otra parte de la ciudad, el conocidísimo Barrio Rojo; aunque pueda parecer lo contrario, esta zona de Ámsterdam es igual de segura que cualquier otra, nosotros la conocimos casi de noche y no nos dio sensación de inseguridad. Según te vas adentrando por sus calles son muchas las luces rojas que van alumbrando los locales de este barrio, lo que más llama la atención son los numerosos escaparates en los que las mujeres holandesas ofrecen sus servicios ejerciendo la profesión más antigua del mundo, la prostitución, que en esta ciudad es totalmente legal.

 

COFFEE SHOP ( Plan no apto para menores de 18 años )

Después de un rato paseando por estas calles tan entretenidas, nos metimos en uno de sus famosos coffe shops, aquí la venta y el consumo de la marihuana esta legalizado. En estos bares no esta permitida la venta de bebidas alcohólicas ni el consumo de tabaco, tampoco se permite el consumo de otros tipos de drogas; existen diferentes maneras de tomar marihuana en los coffe shops, aparte de fumarla como suele ser lo habitual, se pueden tomar en te o comer alguna de sus magdalenas o pasteles preparados con esta sustancia. Para todos aquellos que quieran entrar a conocer el coffe shop pero no les apetezca consumir marihuana, pueden sentarse tranquilamente para tomarse cualquier bebida no alcohólica.

De aquí nos fuimos a cenar y después nos dirigimos al hotel para poder descansar, cuando llegamos al muelle de donde salía nuestro ferry vimos que se estaba marchando… Habíamos perdido el último autobús que salía ese día desde el otro lado del río, así que una vez cruzado al otro lado,llamamos al hotel y nos mandaron un coche para recogernos, el servicio fue gratuito; hubo un momento que cundió un poco el pánico, pero el día siguiente nos reímos bastante.

 

DÍA 3, MIÉRCOLES ( 5 DE SEPTIEMBRE )

Por la mañana según nos levantamos y después de haber desayunado ( con nuestro barco / hotel moviéndose un poquito, debido a la cantidad de trafico que llevaba el río esa mañana ), nos montamos en el metro 54 desde la estación central que nos llevaba a el estadio del Ajax; el precio de un billete sencillo costaba 2,70 euros y era válido durante una hora, así que a la vuelta nos tocó volver a pagar de nuevo.

 

ÁMSTERDAN ARENA

La visita es muy entretenida y si vais con niños o con adultos a los que le guste el fútbol, esto les va a encantar; creo que puede ser una visita bastante interesante. Cuando comenzamos el tour accedimos a los palcos, donde se ve el estadio desde una perspectiva muy chula; después visitamos el campo por dentro y estuvimos paseando por las gradas, muy cerquita del césped en donde te podías hacer un montón de fotos con los colores de las gradas de los aficionados del Ajax de fondo.

Estadio del Ajax, el Ámsterdam Arena

Cuando terminamos de ver la zona de juego pasamos a la sala de trofeos, por aquel entonces el Ajax llevaba 30 Campeonatos Mundiales, 4 Champions League y 2 Copas del Mundo que pudimos ver bastante de cerca; por último visitamos la zona de relax que tienen los jugadores y no nos enseñaron más… No pudimos acceder a los vestuarios, cosa que echamos en falta puesto que en otros campos en los que hemos visitado, si hemos tenido acceso a ellos, pero bueno, aun así nos gusto bastante. Antes de irnos y como en todos los sitios, pasamos por la tienda de regalos y el forofo de fútbol de casa se llevó una taza del Ajax para nuestra colección.

  • Precios: La entrada son 15,50€ por persona, los niños de entre 5 y 10 años pagan 10,50€ y los menores de esa edad no pagan nada.
  • Horarios: Os recomiendo mirar horarios antes de ir puesto que pueden variar si hay algún evento deportivo en el campo.
  • Como llegar: Las paradas de metro en las que os podéis bajar son Sytandvliet Arena o A´dam Bijlmer Arena.
  • Entradas online: Podéis comprar las entradas online y elegir la hora desde aquí.

Una vez terminada nuestra visita volvimos a la zona centro de la ciudad para poder comer y esta vez me tocaba a mi elegir plan para hacer después, así que lo tenia claro, nos íbamos al jardín botánico; que mejor manera de asentar la comida que dando un paseo entre flores.

 

HORTUS BOTANICUS ÁMSTERDAM

Tengo debilidad por los jardines botánicos, en muchos de los lugares que hemos visitado por el mundo, hemos estado en sus jardines botánicos; este es pequeñito, pero tiene algo especial que no tienen en todos los demás. Cuando lo vi por la pagina web buscando cosas que hacer en Ámsterdam, tuve claro que quería venir aquí ¡tiene un mariposario! Me encantan las mariposas y hay un invernadero donde las mariposas están sueltas, las puedes ver comer e incluso se te posan encima.

2017-03-07-20-22-02

Dentro del jardín también nos encontramos con varios estanques con un montón de nenúfares, en especial destaca una variedad de nenúfar gigante conocido como Victoria Amazónica. Es muy agradable sentarse en la orilla del estanque y disfrutar de la tranquilidad; había mucha gente que vive en Ámsterdam que llevaba sus libros allí para poder leer y relajarse entre sus plantas. Tenéis un post con toda la información del Hortus Botanicus al completo en este post: Hortus Botanucus, Ámsterdam.

Nenúfares del Hortus Botanicus

Cuando terminamos la visita ya por la tarde y aun poco cansados de haber estado pateando todo el día, decidimos recorrer la ciudad en otro medio de transporte diferente y así poder tener otro punto de vista de Ámsterdam, desde el agua.

PASEO EN BARCO POR LOS CANALES

Barco de paseo por los canales de Ámsterdam

Los canales de la ciudad recorren más de 75 kilometros y hay más de 1000 puentes no sólo por los que poder cruzar, sino por los que poder pasar bajo ellos y verlos desde el barco iba a ser toda una experiencia.

Canales de Ámsterdam

Nos compramos los billetes para el último pase, el de las 19:00 de la tarde con el Blue Boat Company que tiene un recorrido que dura unos 75 minutos aproximadamente y pasa por los puntos más importantes de la ciudad; el barco era bastante grande y no llevaba demasiada gente así que no resulto agobiante puesto que la mayor parte va cerrada, en la parte de atrás además tenía una puerta desde la que poder salir al aire libre y hacer montones de fotos sin que un cristal estuviera de por medio.

2017-03-07-23-56-07

  • El recorrido por los canales en este barco se pueden realizar de Abril a Septiembre desde las 11:00 hasta las 19:00 horas; el precio para los adultos es de 15 euros y para los niños de entre 4 y 12 años es de 10 euros, los menores de esa edad no pagan. El precio incluye una bebida por persona. El barco sale y nos devuelve en la Max Euweplein.
  • Ticket online: Podéis comprar distintos tickets que salen desde diferentes puntos de la ciudad ( en barcos similares al que nosotros probamos, comprobar horarios ) desde aquí.

Después de nuestro paseo en barco nos fuimos a cenar al Hard Rock café, teníamos por delante más de una hora para poder entrar así que nos fuimos a dar una vuelta por la zona y nos encontramos un ajedrez gigante pintado en el suelo con sus correspondientes fichas para poder jugar; se encuentra situado en la plaza Max Euweplein ( que tiene este nombre por el ajedrecista Machgielis Euwe ) donde además hay varias tiendas y otros muchos restaurantes para poder comer. Cuando llegó nuestra hora entramos en el Hard Rock para cenar y el sitio la verdad es que mola un montón y la comida estaba muy buena.

Arjedrez gigante en la plaza Max Euweplein

Se nos hizo bastante tarde, así que nos fuimos al hotel dando un paseo ( hasta el ferry ) y recogimos nuestras maletas para al día siguiente poder volver a casa.

 

DÍA 4, JUEVES ( 6 DE SEPTIEMBRE )

Nuestro vuelo de vuelta salía bastante temprano así que este día no nos dio tiempo a poder hacer nada más; nos volvimos a casa encantados de haber conocido esta maravillosa ciudad y con muchísimas ganas de seguir descubriendo Holanda, además la próxima nos toca en familia…

 

MÁS PLANES PARA DISFRUTAR DE ÁMSTERDAM CON NIÑOS

Aunque nosotros íbamos sin niños, me pareció una ciudad increíble para visitar en familia; a parte de todas las opciones que os proponemos ( salvo la entrada al coffe shop ), Ámsterdam ofrece un montón de planes mas para realizar en familia. Os contamos dos de ellas que son las que consideramos mas entretenidas, las que nosotros haríamos si fuésemos con Paula.

MUSEO DE LA CIENCIA NEMO

El museo de ciencia y tecnología más importante de Ámsterdan es este, está totalmente preparado para niños, por lo cual es un plan perfecto para hacer en familia; es un edificio en forma de barco en el que se pueden realizar varios experimentos científicos y ver varias exhibiciones interactivas sobre fenómenos cotidianos como puede ser la gravedad o el magnetismo. Como punto y final a este museo se puede subir a la azotea donde se encuentra un gran mirador desde el que podemos ver toda la ciudad.

Museo de la ciencia Nemo

  • Los Lunes permanece cerrado, el resto de los días se puede entrar de 10:00 a 17:30 horas; las entradas cuestan 16,50 euros para los adultos y los niños menores de 4 años entran de manera gratuita. ( Oosterdok 2, 1011 Amsterdam )

Al lado del museo nos encontramos en el muelle una replica de un barco llamado Ámsterdam que perteneció a la compañía de las Indias Orientales y podéis acercaros a este barco para descubrir su interior y entender como era la vida de los marineros que trabajaban en él. A los peques les va a encantar.

Barco Ámsterdam

VONDELPARK

Este es el pulmón verde de Ámsterdam, se encuentra muy cerquita de la plaza Leidseplein y es el lugar ideal para pasar un rato rodeado de naturaleza en familia; dispone de varias zonas de juegos infantiles y en los meses de verano, entre junio y septiembre, podréis disfrutar de espectáculos para los pequeños de la casa en el teatro al aire libre. A parte de bicis, podéis alquilar patines para recorrer el parque de una manera diferente.

 

Nuestros pequeños consejos para vuestros grandes viajes:

 

Recordar que todas las fotos están descritas de manera detallada para convertir nuestros post en artículos accesibles para personas con discapacidad visual usando descripciones que se pueden leer a través de lectores de pantallas .

Si te ha gustado este post ¡Ayúdanos a compartirlo! Así llegaremos a más familias para que sea más fácil viajar y hacer planes con niños.

¿Nos sigues en las redes? Estamos en Facebook, Twitter,  Instagram y Pinterest.

Comments

Post a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
You don't have permission to register