TOP

Turismo responsable

Desde hace ya algunos años, tanto en nuestra rutina diaria como en nuestros viajes, intentamos ser responsables con todo lo que nos rodea y cuando visitamos algún lugar o viajamos seguimos a raja tabla lo que para nosotros significa el turismo responsable

Guía de turismo responsable por En busca del gran viaje

 

No os voy a negar que nosotros en su momento hemos hecho algunas de estas cosas con las que ahora mismo no estamos de acuerdo, en absoluto; pero creo que de todo se aprende, gracias a la información que hoy en día podemos encontrar y a que cada vez somos más conscientes del sufrimiento animal, de la explotación humana y de la destrucción de la Tierra, hemos podido aprender lo que es este tipo de turismo.

En su momento hemos visitado tanto zoos como acuarios, nos hemos hecho fotos con animales, hemos asistido a tradiciones absurdas de nuestro país y hemos montado en un carro tirado por caballos; ahora os puedo asegurar que no estamos orgullosos de ello. Todo cambió el día en el que llevamos a nuestra hija por primera vez a un zoo y a un acuario… Después de haber tenido la gran suerte de ver animales en libertad, a mi se me cayó el alma a los pies; recuerdo a la gente golpeando los cristales del acuario, a un leopardo andando de izquierda a derecha en un habitáculo un tanto más grande que nuestro salón y a un orangután con la mirada más triste que he visto en mi vida. Eso fue el punto y final de nuestro turismo irresponsable con los animales.

 

Reducir los plásticos y los residuos

Este apartado ( bueno, como todos en general ) no sólo nos sirve como viajeros, sino como seres humanos; hay que intentar reducir al máximo los residuos que generamos y por supuesto, decir que NO a los plásticos. El plástico mata y el otro día leíamos que en la actualidad debe haber unos 150 MILLONES DE TONELADAS de plástico en nuestros océanos y se calcula que para el año 2050, desgraciadamente, habrá más plásticos que peces en el mar.

Desde En busca del gran viaje ponemos nuestro pequeño granito de arena en contra de los plásticos, para que entre todos podamos salvar el planeta; así que aquí os dejamos nuestras recomendaciones para reducir residuos, la solución no es sólo reciclar, hay que evitar, reutilizar y por último reciclar. Di NO al plástico de un solo uso y únete a la lucha por un mundo libre de plásticos. ¿Cómo?

  • Olvídate las pajitas de plástico, si las consideras necesarias ( es verdad que con niños es mucho más cómodo y evitas que se manchen en muchas ocasiones ) puedes hacerte con una pajita de acero inoxidable, también las hay de bambú, aunque estas últimas he de deciros que aun no las hemos probado.
  • No compres botellas ( de plástico ) desechables, compra una botella de acero inoxidable; estas se pueden rellenar en la mayoría de las ocasiones y además conservan mucho mejor la temperatura del líquido que lleve dentro.
  • Usa bolsas de tela ya sea para hacer la compra o guardar cosas en tu maleta de viaje; antes usábamos bolsas de plástico para guardar zapatos o ropa sucia cuando viajábamos, por ejemplo.
  • Cambia los productos de higiene y cosmética que usas en tu día a día; todos aquellos que son desechables o vienen en embases de plástico, sería mejor prescindir de ellos; nosotros hemos hecho cambios sencillos como sustituir los cepillos de dientes por unos de bambú, usar jabones y champús sólidos, cambiar los discos desmaquillantes o toallitas desechables por unas reutilizables, dejar de lado los tampones y compresas para hacer sitio a la copa menstrual

Cartel de #ZEROWASTE

Favorecer la economía local

Cuando visitamos un país, una ciudad o un pequeño pueblo, siempre recomendamos seguir una serie de pautas para que sea la gente local la que se beneficie de nuestra visita, que no sean multinacionales ni grandes cadenas en la medida de lo posible.

Cuando vayáis a comer, buscar restaurantes pequeños o comer en mercados, ya que estos suelen ser directamente de la persona que nos atiende. Si necesitáis comprar algo de comida, visitar siempre que podáis los pequeños mercadillos locales; además aquí, normalmente, siempre encontraréis los productos más frescos que en un supermercado.

Si queréis llevaros algún souvenir de recuerdo, comprobar siempre que lo que os lleváis está hecho en el lugar donde estamos y si puede ser en un puesto de artesanía familiar, pues mejor. En nuestro viaje a Tailandia, los vendedores nos insistían mucho a la hora de comprar que sus productos estaban hechos en el país ( luego nos recalcaban que no se fabricaban en China… ).

A la hora de buscar alojamiento, recomendamos incluir hoteles pequeños, hostales o bed & breadfast que sean familiares, para que el beneficio no se lo lleve una cadena hotelera, sino directamente una familia local.

Buscar alojamientos ecológicos

Cada vez son más los alojamientos eco friendly que luchan por el medio ambiente proponiendo una serie de servicios a sus clientes. Hay unos requisitos mínimos que este tipo de alojamientos tienen o deberían cumplir para considerarse ecológicos.

En cuanto al uso de energías, sería conveniente que usasen energías renovables, que fuesen eficientes con dichas energías y un plus sería que tuviesen cargadores eléctricos para los coches.

En cuanto al medio ambiente y al medio que les rodea, deberían apoyar a la biodiversidad de la zona y a la conservación del hábitat que los rodea, es imprescindible el reciclaje de residuos e incluso una política libre de plásticos ( plastic free ), una buena opción como establecimiento eco es que se usen productos ecológicos y también sería recomendable que tuviesen un uso responsable del agua.

Y si hablamos de los habitantes de la zona, la promoción del comercio local es un punto muy importante a tener en cuenta.

Cuidar el patrimonio de cada lugar

No sabéis la cantidad de veces que he visto a muchísima gente que falta al respeto de manera brutal al patrimonio natural, artístico o cultural de casi cualquier lugar que hemos visitado. Eso sin contar con las personas que se dedican a destrozarlo simplemente por diversión.

Lo primero que tengo que decir aquí, es que no vale hacer cualquier cosa por una triste foto de Instagram; he visto gente tumbada encima de tumbas en el cementerio de Normandía o en el monumento a los judíos de Berlín caminando por encima de las esculturas, que por si no lo sabíais, representan las tumbas de dichos judíos.

Hemos visto a gente metiéndose en lagos protegidos y zonas prohibidas ( ya sea por anidación de aves o por plantaciones entre cualquier otro motivo ) sólo por conseguir algunos likes en sus redes sociales. Pues no amigos, no todo vale.

Hay que respetar la naturaleza y no arrancar ni pisar las flores ni las plantas, incluso en sitios súper fotogénicos como los campos de lavanda o de girasoles… Se pueden hacer fotos sin destrozar nada. Y obviamente, el no tirar basura o dejar rastros humanos ( o de perros ) está incluido para cuidar de cada lugar.

Hay verdaderos artistas callejeros que hacen murales y grandes obras de arte para que los demás las podamos disfrutar, el hacer un triste grafiti encima por llamar la atención, es lamentable.

Y por último, pero no menos importante ( y para continuar con el tema de las fotos ), no hace falta jugarse la vida subiendo a un muro o a una barandilla para hacerse una fotaza…

Sara en el Monumento a los judíos

Buscar empresas sostenibles y responsables

A la hora de organizar un viaje o una excursión hay que tener muy en cuenta la empresa con la que se contrata, ya que hay muchas de estas empresas que se promocionan como responsables y luego te ofrecen paseos en elefantes o visitar tribus que son explotadas…

Una empresa responsable intenta no juntar a mucha gente en una misma excursión, va a ciertos lugares a horas en las que no van el resto de las agencias para evitar la masificación de un lugar en concreto y no promueven nada que tenga que ver con el turismo no responsable ( tanto con personas, como con animales o el medio ambiente ).

Una empresa responsable, además, nos da una serie de pautas para que nosotros podamos ser sostenibles y responsables con todo lo que nos rodea.

Turismo responsable con animales

Todo el turismo responsable es importante, pero por desgracia, creo que son los animales los que más sufren a causa de la irresponsabilidad de muchos; es evidente que tenemos una falta de información total acerca de lo que son explotados dichos animales para nuestro entretenimiento… La lista es larga y esperamos que no se nos olvide mencionar ninguna de estas horribles prácticas para crear conciencia ( si es así, decírnoslo, por favor ).

No hay que visitar zoos, acuarios o algún centro en el que los animales estén en cautividad para poder exhibirlos, los animales no han nacido para estar encerrados; existen centros de rescate en el que necesitan ese dinero para realmente poder salvar a algunas especies.

No se debe hacer fotos, ni hacerse fotos con animales que no estén en libertad; son muchas las personas que se lucran atando a un animal durante horas para hacer cientos de fotos que acabarán provocando una ceguera a dichos animales. Normalmente suelen usar loros, aves rapaces e incluso serpientes.

No montar encima de ningún animal, ni para pasear ni para hacerse una foto; en muchos lugares se utilizan burros, camellos o dromedarios ( entre otros muchos animales ), estos, aguantan ese peso durante demasiado tiempo; yo podría coger a mi hija en brazos durante un rato, pero si la tuviera encima varias horas durante varios meses, e incluso años, os aseguro que mi cuerpo no lo aguantaría. Pues el suyo tampoco.

Y ya que hablamos de montar en animales, no deis paseos montados en elefantes; es horrible la tortura a la que son sometidos estos paquidermos desde que son bebés, los atan de las patas y de la trompa con cadenas y los pegan para que obedezcan hasta que consiguen domarlos. Eso si, cuando dejan de servir, son abandonados a su suerte y os aseguro que un animal que ha vivido durante toda su vida en cautividad, no suele sobrevivir en la selva.

 

Personas montadas en elefantes

ESTO NO ES TURISMO RESPONSABLE ( Foto de Pixabay )

Tampoco se debe asistir a ningún tipo de espectáculo en el que los animales son obligados a hacer cosas que van contra natura, un oso no toca la trompeta, un elefante no se sube a una pelota y un tigre no salta por un aro en llamas habitualmente. Resumiendo, no paguéis por ir a un circo de animales; existen circos en los que no hay animales, ya que no creen en la explotación ni el maltrato de los mismos.

No hay que pagar por dar de comer a ningún animal que esté siendo usado para exhibirse o para actuar; normalmente y sobre todo en Asia, usan a elefantes para pintar o jugar al futbol; es patético. También usan loros en otros lugares para montar en bici…

No se deben comprar souvenirs que estén hechos de conchas marinas, estrellas de mar o cualquier otro animal; ya sea metidos en agua usados como llaveros ( para esto suelen usar peces y tortugas ), en botellas de licor, disecados o asesinados a palos para usar sus pieles. Tampoco compréis ningún amuleto de la buena suerte que esté hecho con partes de animales ( como patas de conejos, dientes de tiburón ), ni con marfil de los colmillos de elefantes, ni con el cuerno de un rinoceronte ( usado en algunas zonas de África como poción mágica ya que creen que ayuda a la fertilidad ); a estos animales los matan simplemente por arrancarles cualquiera de estas partes haciendo auténticas barbaridades, en muchas ocasiones dejando crías huérfanas. Además de que todo esto es perjudicial para los animales y para el medio ambiente, en muchos casos es totalmente ilegal.

Si hacemos snorquel o buceo, es importante no acercarse demasiado a los animales a no ser que ellos quieran acercarse a nosotros y tener mucho cuidado con no tocar los corales del fondo marino, no sólo porque corte y la herida se pueda infectar, sino porque los arrecifes tardan mucho en regenerarse.

No dar de comer a ningún animal salvaje, ya que la comida que les ofrecemos puede perjudicar seriamente su salud, eso por no hablar de que estos animales pueden volverse bastante agresivos contra las personas con tal de conseguir robar algo de comida.

No nadar con delfines, mantas o cetáceos en libertad ( si están en cautividad, mayor razón para no hacerlo ); en las excursiones que ofrecen este tipo de actividades suelen juntarse muchas barcas con demasiadas personas que acaban rodeando y atosigando al animal, esto influye en su comportamiento, en su rumbo o en su momento de cría.

No asistir a fiestas ( festejos, festivales… ) en las que exista maltrato o crueldad animal, aunque estos supongan una tradición allá donde estemos.

No comprar un animal vivo como mascota / recuerdo de nuestros viajes; hay un gran mercado negro, es decir una gran mafia detrás de estas ventas animales, que además de traficar con animales exóticos y de matar a las madres de las crías que venden, lo hacen de manera ilegal.

No pasear en carros tirados por caballos o burros, esta estampa tan típica de algunas ciudades puede llegar a ser un verdadero suplicio para estos animales; normalmente pasan horas y horas al sol sin sombra y sin poder beber, lo que provoca que muchos de ellos acaben desplomados en el suelo.

Las estrellas de mar todos sabemos que son preciosas, pero lo que mucha gente desconoce es que no se las puede sacar del agua ( ni siquiera un segundito para esa foto de postureo ); son seres vivos a los que tampoco se les debe tocar ya que se estresan y pueden morir.

Estrellas de mar muertas

No comer o dormir en establecimientos en los que se exhiban animales salvajes u exóticos que estén encerrados.

No arrojar plásticos, deshechos o basura a entornos naturales ( montañas, campos, selva, bosques, ríos, océanos… ) donde puedan provocar la muerte de algunos animales o provocar un incendio y arrasar su hábitat natural. En este caso hablamos del impacto que puede tener esta práctica en el medio ambiente y con los animales; pero podríamos resumirlo con no tirar porquería al suelo y recoger lo que podamos ensuciar.

Antes de asistir a un centro de rescate, a orfanatos, a santuarios… Comprobar muy bien la labor que realizan con los animales que habitan allí y de donde proceden; el que los animales están bien atendidos debe ser la prioridad de este tipo de lugares. Si los animales están atados o encadenados, si os permiten montaros en ellos o cosas similares, huir. A nosotros nos engañaron con el Lion Park en Sudáfrica ( cometimos el error de no investigar antes ), nos lo pintaron como un centro de conservación del león blanco y no es más que un zoo.

 

Usar cremas de protección solar biodegradables para proteger nuestros mares y a los animales y plantas que albergan en su interior; las cremas que normalmente nos venden en los supermercados tienen compuestos nocivos para el medio ambiente y ojo, que hay en algunos lugares del mundo en los que está prohibido usar cremas que no sean biodegradables.

Para hacer avistamientos de animales en su hábitat natural, ya sea un safari o un avistamiento de cetáceos os damos una serie de pautas para proteger a dichos animales:

  • No acercarse demasiado a los animales para evitar que se asusten por nuestra presencia, si vais con guías, estos deberían ser los primeros en cumplir esta regla.
  • Si un animal se acerca más de lo esperado hay que mantener la calma, hablar en voz baja ( e incluso permanecer en silencio ) y no hacer ningún movimiento brusco que pueda asustar al animal.
  • No acercarse a zonas de cría (nidos, madrigueras, guaridas, etc.) ya que esto puede poner en peligro a dichas crías o huevos. Como en los desoves de las tortugas, por ejemplo.
  • Intentar apagar las luces y no usar el flash si nos encontramos a algún animal, esto puede provocar que se asuste.
  • Dejar que sean los animales que se acerquen a nosotros, si lo desean y cuándo lo deseen.

Por último, si creéis que alguna actividad puede implicar maltrato animal, denunciarlo.

 

Turismo responsable con el ser humano

Hay varias tribus que por desgracia han sido asediadas durante años por el gobierno del país de donde proceden y cuando los turistas visitamos este tipo de tribus, lo único que hacemos es contribuir aun más a su esclavitud; por este motivo, os recomendamos informaros muy bien antes de visitar estos poblados.

Uno de los casos más famosos que conocemos es el de las mujeres Jirafa ( mujeres Padaung ), una de las tribus que más promocionan las agencias de viajes. Las mujeres de esta tribu llevan un anillo de latón en forma de espiral alrededor de su cuello desde que son muy pequeñas, dicho anillo puede llegar a medir unos 30 centímetros y pesar hasta 20 kilos; esto provoca que se deforme totalmente el cuello y el trapecio.

Aunque estemos habituados a escuchar que estas mujeres están en Tailandia, originariamente esta tribu procede de Myanmar, donde llegaron hace más de 2000 años cuando emigraron desde el desierto de Gobi, en Mongolia. En un principio se instalaron el la zona central de Myanmar y más tarde fueron los propios birmanos los que obligaron a estas tribus a marcharse hasta la zona oriental del país, desterrándolas a las montañas.

Durante años esta y otras muchas tribus han sido asediadas por el gobierno birmano y durante la década de los 90, muchas de las familias que formaban la tribu decidieron emigrar hasta Tailandia para pedir asilo político; el gobierno y la monarquía de Tailandia decidieron ofrecerles una zona perteneciente a Chiang Mai, a Chang Rai y a Mae Hong Son ( cerca del Triángulo de Oro ), pero a cambio, las mujeres de la tribu debían exhibirse como atracción turística.

En cuanto a los niños, ya lo hemos hablado en otros post, pero creemos que nunca está de más repetirlo, no dar dinero a los niños que piden en la calle. Hay niños que piden por su propia cuenta, es decir, niños que deciden ir a pedir dinero a los turistas porque es la manera más fácil de ganar dinero, pero gracias a eso, dejan de estudiar o de trabajar junto a sus familias para gastarse el dinero en otras cosas como puede ser la droga.

Luego existen esos padres que en vez de trabajar buscan la manera fácil y rápida de «hacer dinero» ¿cómo? Pues obligando a sus hijos a pedir en la calle, ya sea de manera directa, cantando o tacando algún instrumento e incluso posando para hacerse fotos. No digo que la situación de estas familias no se difícil, nada más lejos de la realidad, pero hay verdaderas mafias alrededor de estos niños.

Como os cuento en el párrafo de abajo, existen muchas maneras de poder ayudar a las familias, a los niños o a las personas desfavorecidas de cualquier lugar del mundo.

Mujer jirafa en Tailandia

ESTO NO ES TURISMO RESPONSABLE ( Foto de Pixabay )

Colaborar con asociaciones

Existen un montón de asociaciones que nos ayudan a llegar a las personas o animales más desfavorecidos de algunos rincones del planeta; este tipo de asociaciones ofrecen la opción de hacer algún tipo de donativo a varias causas, llevar material escolar, ropa, comida o medicamentos a lugares con muy pocos recursos y otras, además ofrecen hacer voluntariados para limpieza, recogida de residuos e incluso cuidados de personas o animales.

Es importante saber que hay maneras que no son las correctas para colaborar. Nosotros creemos que la mejor manera de ayudar es colaborar con este tipo de asociaciones, pero si queremos ayudar a alguien ( de manera directa, sin intermediarios ) que pide en la calle porque tiene hambre o busca ropa, es mejor no ofrecerle dinero, sino darle lo que verdaderamente necesita.

Respetar culturas y tradiciones

Antes de viajar a cualquier lugar del mundo, creemos que es importante conocer la historia del país que visitamos y saber cuales son sus tradiciones, sus normas o las costumbres de sus habitantes; esto, lo primero es por respeto y lo segundo, por evitar cualquier tipo de situación desagradable, incluidos problemas legales.

Evidentemente, nosotros no estamos de acuerdo con algunas costumbres o tradiciones de ciertos países ( incluido el nuestro ), pero tenemos claro que si los visitamos tenemos que respetar dichas costumbres aunque no las compartamos. Nosotros somos los visitantes y nos encanta compartir nuestros hábitos y nuestras costumbres, pero no podemos imponerlas.

Hay en sitios en los que la vestimenta tiene una norma, al igual que el entrar descalzo o el taparse la cabeza, por lo cual, tendremos que cumplirlo.

Si creéis que hay alguna fiesta tradicional con la que no vais a estar de acuerdo porque incumpla cualquier ética moral que cada uno podamos tener, no asistáis.

Buda de un templo de Sukhothai

Compartir y dar a conocer el turismo sostenible

Es verdad que cada vez hay más personas que conocen lo que supone un turismo responsable y sostenible, pero aun queda mucho por aprender ( incluidos nosotros ); así que si nos queréis comentar alguna práctica más que haga vuestros viajes más responsables, nos encantaría conocerla y si nos echáis una mano para compartir lo que significa para vosotros este tipo de turismo, os estaremos verdaderamente agradecidos. No hace falta ser influencer, ni Blogger, ni nada por el estilo; con ser una persona con ganas de cambiar el mundo e intentar salvar el planeta, es suficiente. 

Ayúdanos a difundir el mensaje #turismoresponsable.

 

Recordar que todas las fotos están descritas de manera detallada para convertir nuestros post en artículos accesibles para personas con discapacidad visual usando descripciones que se pueden leer a través de lectores de pantallas.

Si te ha gustado este post ¡Ayúdanos a compartirlo! Creemos que el planeta se merece algo mejor.

¿Nos sigues en las redes? Estamos en Facebook, Pinterest, Twitter e Instagram.

 

Comments

  • Eva

    Estupendo post, información completa y bien documentada. Ojalá todos aprendieramos y fueramos más responsables con el.mundo que nos rodea. Mi enhorabuena!!!

    22 septiembre, 2019 at 11:12 am
    • Muchísimas gracias por leerlo Eva, me alegro un montón de que te guste. Con que esto pueda llegar a unas pocas personas ya nos ayudaría a que fuésemos turistas más responsables. De nuevo, muchas gracias!!

      22 septiembre, 2019 at 11:26 am
  • La mochila de Manolo

    Nos ha gustado mucho el post! Es muy completo y aunque la mayoría de cosas ya lo sabíamos nunca está demás que alguien lo plasme en un post como este para poderlo difundir!

    23 septiembre, 2019 at 7:40 am
    • Muchísimas gracias por leernos y por compartir esta iniciativa, esperamos que esto sirva para concienciar a todas aquellas personas que no tienen la información suficiente a la hora de viajar. De nuevo, muchas gracias.

      23 septiembre, 2019 at 9:47 am
  • Lena

    Super post sobre Turismo Responsable! Creo que no te has dejado nada sin mencionar, muy completo!!! Y el tema de las mujeres jirafa da para escribir un post dedicado, están literalmente encerradas allí, si se van son arrestadas y ni pueden cultivar la tierra. Es una cárcel 🙁
    Añadiré un enlace a tu post desde el mio 😉
    Un abrazo!

    4 octubre, 2019 at 8:11 am
    • Mil gracias Lena!! Te agradezco mucho este comentario y más sabiendo que tu luchas por este tipo de turismo. Es un placer formar parte de tu listado de turistas responsables. Un besazo!

      4 octubre, 2019 at 8:51 am

Post a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
You don't have permission to register