TOP

Cangas de Onís

Nuestro último viaje por Asturias fue el más completo que hemos hecho por esta tierra de las tres veces que la hemos visitado; fue el cuarto día de nuestra ruta por Asturias en familia, después de conocer varios pueblecitos de los Picos de Europa y tras una gran comida, fuimos a pasar la tarde a…

Cangas de Onís

 

En nuestras anteriores visitas por el Principado, nos habíamos saltado este precioso lugar y recorrerlo, merece la pena, sin lugar a dudas. Nosotros esta vez vinimos sólo de visita, ya que nuestro campamento base para recorrer Asturias lo teníamos en Villaviciosa; pero si os apetece quedaros a dormir aquí, os dejo un listado de los mejores alojamientos en Cangas de Onís.

Puente romano de Cangas de Onís

Nada más llegar, encontramos un sitio done dejar el coche y resultó que estaba justo al lado del famoso Puente Romano ( también conocido como el Puentón ) que hay en este concejo; está construido sobre el río Sella y aunque su nombre indica otra cosa, este puente es de construcción medieval y ha sido restaurado en varias ocasiones.

 

Justo a los pies del puente nos encontramos con un monumento que nos cuenta el origen de Cangas de Onís y es que Don Pelayo, estableció su corte aquí tras haber fundado el Reino de Asturias; convirtiendo así, este concejo en la primera capital asturiana.

Vistas desde lo alto del puente romano

Desde lo alto del puente tenemos unas vistas espectaculares, el río Sella pasando bajo nuestros pies y los Picos de Europa al fondo; desde abajo podemos acercarnos un poco más a la orilla del río y ver de cerca la conocida Cruz de la Victoria, que cuelga en el arco central del puente, habiéndose convertido así en uno de los símbolos más conocidos de Asturias; además de formar parte del escudo de Cangas de Onís.

Paula y papá a los pies del puente romano

Después de pasar un rato muy agradable en los alrededores del puente, nos fuimos a dar un paseo por sus calles; había montones de tiendas donde comprar todo tipo de recuerdos relacionados con Asturias y tiendas de alimentación en las que poder encontrar los productos típicos de la zona.

Fachada de la Iglesia de Nuestra señora de la Asunción

Al final de una de las calles que seguimos, nos encontramos con la Iglesia de Nuestra señora de la Asunción; la construcción es preciosa, me llamó muchísimo la atención, sobre todo por las 6 campanas negras que tiene en la fachada y por el color medio rojizo de las piedras con las que está hecha.

 

En esa misma calle, hicimos una parada para merendar en la terraza de un bar y eso que estábamos en pleno mes de Marzo, pero tuvimos una suerte increíble con el tiempo y pudimos disfrutar de la tarde, de la calle y del paseo, quitándonos hasta el abrigo.

Parque infantil con columpios

Después de haber tomado algo y para cumplir nuestro trato con Paula, hicimos la parada obligatoria de todas nuestras escapadas, nos fuimos al parque; cuando viajamos buscamos planes que nos gusten a todos y es verdad que estar al aire libre y ver animales, a la peque le encanta, pero hay algo que siempre pide y es que vayamos un ratito al parque; así que en cada lugar que visitamos intentamos hacer una parada en alguno de ellos.

Tras varios parques conocidos ( y los que nos quedan ), nos hemos convertido en todo unos #parquexpertos.

Horreo de Cangas de Onís

Al otro lado del Puente Romano, hay una zona ajardinada en la que poder disfrutar de las vistas al río Sella, hay varios bancos en los que poder sentarse a descansar durante un rato y hay un par de ellos que están situados en una posición privilegiada, debajo de un hórreo; la verdad es que no sé si estaban así puestos o a alguien se le ocurrió moverlos para ponerlos allí, pero me gustó la idea.

 

En toda la zona de la izquierda del jardín, la que está pegada al río, hay restos de una muralla de piedra y de lo que supongo que en su momento era algún tipo de torreón; hay unas pequeñas escaleras que dan acceso a este torreón y me parece un rincón súper especial en el que dejar volar la imaginación de los más pequeños.

Jardín de Cangas de Onís

Justo en el centro del jardín hay un pozo muy bonito, hecho de piedra y madera y en el suelo hay un camino de baldosas de piedra que llegan hasta él. Todo el lugar está perfectamente pensado para que los niños puedan disfrutar al aire libre; además, hay un par de terrazas que dan al jardín, desde las que poder tomar algo mientras los peques juegan.

 

Las vistas al puente de madera que cruzan el río son muy bonitas; el camino de baldosas del jardín continúa hasta el puente y de allí sale otro camino de tierra que bordea la orilla del río, os recomiendo seguirlo.

Hay una actividad en el río Sella que siempre hemos querido hacer y nunca la hemos hecho por falta de tiempo y de preparación, pero si os apetece hacer un descenso por el río Sella ( que es una de las «atracciones turísticas» más famosas de España ), que sepáis que salen desde Cangas de Onís; para nuestra siguiente visita, lo tenemos en nuestra lista.

Puente de madera que cruza el Sella

Después de recorrer gran parte de Cangas de Onís, terminamos nuestra visita cruzando el puente y dando un paseo por la orilla del Sella hasta que se nos empezó a hacer de noche; es verdad que somos unos enamorados de Asturias y cada vez que volvemos, descubrimos lugares tan bonitos como este.

 

Y hasta aquí nuestra ruta por Cangas de Onís, esperamos que os haya gustado y que os sirva para vuestra visita si estáis por esta preciosa tierra. 

Recordar que todas las fotos están descritas de manera detallada para convertir nuestros post en artículos accesibles para personas con discapacidad visual usando descripciones que se pueden leer a través de lectores de pantallas .

 

Nuestros pequeños consejos para vuestros grandes viajes:

 

Si te ha gustado este post ¡Ayúdanos a compartirlo! Así llegaremos a más familias para que sea más fácil viajar y hacer planes con niños.

¿Nos sigues en las redes? Estamos en Facebook, Pinterest, Twitter e Instagram.

Comments

  • 13 julio, 2017 at 10:52 am
  • 13 julio, 2017 at 10:58 am
  • Creando Realidades

    Precioso lugar y ruta. Gracias por regalarnos estos viajes que hacen suscitar recuerdos de un verano en sobrepiedra

    13 julio, 2017 at 12:23 pm
  • Cangas de Onís es un lugar al que volver siempre. Uno de nuestros favoritos, justo frente al puente romano, es el monumento al emigrante, una estatua hecha por un escultor mexicano. ¿La habéis visto? Será que es algo que nos toca de cerca, pero a nosotros nos encanta. Tiene algo de viajero, una determinación de aventurero y al mismo tiempo un rictus de tristeza.
    Gracias por el post. Da gusto viajar con vosotros, familia.

    13 julio, 2017 at 2:20 pm

Post a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
You don't have permission to register